Feliz otoño

Feliz otoño

lunes, 20 de noviembre de 2017

LA CULPA DE LAS AZORES





Todo mal viene de Las Azores.

Hace ya meses que comento con amigos y familia mi sorpresa de encontrar agua cuando abro el grifo.

Hasta ahora tenía mi propia interpretación del mapa del tiempo para viéndolo el jueves saber que tendríamos el domingo en Valencia. Me explico: Si las nubes entraban por Galicia saldrían por Castellón/Cataluña. (Buen tiempo). Si entraban por Huelva el jueves, nubes el domingo.

Pero luego ha cambiado todo y de lluvia nada de nada. Lo que me hizo cavilar sobre a quién echar la culpa. Serían los cohetes del melenas coreano, los cien mil aviones diarios soltando gases, el agujero del ozono, el spray de laca de mi esposa. Pues no. El miércoles pasado me enteré en la radio, que la culpa es de Las Azores; bueno del anticiclón de las Azores, que le ha dado por subir y bajar jugando al tenis con las borrascas, y desviándolas a centro Europa.

Visto el panorama de la raquítica situación del agua en nuestros embalses, es imprescindible nos pongamos todos a pedir porque aumenten las lluvias como sea. Por Ejemplo:

Los no creyentes: Con hechizos como nos propone Scott Cunningham en su libro "El Poder de la Tierra".
“Quema fuera de casa, en un lugar salvaje y solitario: brezo, helecho y retama. Cuando se eleve el humo, visualízalo formando nubes, y las nubes volviéndose negras y, finalmente, arrojando su carga de lluvia al suelo.”

Los que mantienen extrañas tradiciones:

Para atraer la lluvia acostumbraban a cantar 9 veces una canción mirando al cielo y sentir el aire que te rodea para intercambiar energías mientras cantas: “viento que gobierna el mundo de los mortales ,sin fin, nunca más lento, traer las nubes ahora llenas de lluvia, para calmar el dolor de esta tierra ardiente”. “Las fuerzas del cielo, todo lleno de fuerza, me traen el ruido, luz y sonido, salir de las nubes, el agua caer, emitir un aguacero, nos hacen temblar, disfrutar del lugar, Le pido al dios del agua, para nosotros dar la vuelta, ducha fría con nosotros, establecer su furia libre, que así sea”

Para que los niños participen también:

La Virgen de la cueva, Que llueva, que llueva, la virgen de la cueva, los pajaritos cantan, las nubes se levantan, Que sí, que no, que caiga un chaparrón, con azúcar y turrón, Que se rompan los cristales de la estación."

Los creyentes :

Rogar a San Isidro labrador: Señor y Dios nuestro, te damos las más infinitas gracias, por las maravillas que has creado, poniendo a nuestra disposición el universo entero. 
Haz que responsablemente saquemos de la tierra, el pan de cada día y, a ejemplo de san Isidro Labrador, cumplamos fielmente con nuestros deberes. 
Te rogamos, que al igual que permitiste a tu siervo Isidro, hacer brotar agua en el campo, 
hagas que llueva en nuestros campos para que nuestras cosechas crezcan abundantemente y de esta manera podamos obtener un sustento digno.



Y si todo nos falla… Nos queda la danza India:





Aunque el valenciano San Vicente nos decía muy sabiamente: “ No pidáis lluvia, pedir buenas cosechas”. Que luego vienen las inundaciones.

10 comentarios:

  1. Todas esas cosas están muy bien, pero me parece que siguen sin funcionar. Lo único que realmente funciona, pero ya me lo han prohibido, es que yo me ponga a cantar, pero como digo las dos últimas inundaciones del Ebro han sido como consecuencia de que los agricultores me pidieron que yo cantara para conseguir que lloviera, ahora me pagan para que mantenga la boca cerrada.

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja, Marcos, qué bueno... Yo le pediré a San Vicente entonces por si acaso. La canción de los niños la repetíamos mucho antes pero no sé si de verdad era para pedir que lloviera, pero no me dirás que la Danza de la lluvia es de lo más...Abrazos

    ResponderEliminar
  3. El agua es ese preciado elemento que se ha olvidado de nosotros, además ya no sacan a los santos en procesión.

    ResponderEliminar
  4. Jodido se nos está poniendo el asunto como no llueva, pero cuando lo haga, que lo haga con conocimiento, como decían los labradores antiguos; porque como por aquí nos venga la "Gota Fría", ya lo sabes: "barrancá segura".

    Salud Marcos.

    ResponderEliminar
  5. Hay una verdad como un templo, que nunca llueve a gusto de todos. Sea como fuere, habrá que esperar a un nuevo día y ver lo que nos ha dejado la marea, ¿no?

    ResponderEliminar
  6. Hola Marcos:
    Hacia tiempo que no visitaba los blogs ni escribía en el mio. Me ha encantado pasar por aquí y leer tu actual y simpático post. Ha sido una visita agradable.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  7. Pues tendría que llover. Esperemos que nuestras súplicas den resultado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Genial, Marcos. A ver si con tantas recomendaciones llueve ya de una vez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que llueva, que llueva, la Virgen de la cueva. Los pajarillos cantan, el niño se levanta.
    Hay que cantar y bailar la danza de la lluvia, como los apaches.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.